Izurieta reconoció desvío de gastos reservados para subvencionar a la familia del ex dictador Pinochet

El ex comandante en jefe del Ejército, Óscar Izurieta, declaró ante la jueza encargada de investigar el fraude que anualmente recibía un poco más de $72millones por el concepto de gastos reservados. Estos recursos fueron utilizados para costear necesidades de Lucía Hiriart, quién lo llamaba para solicitarle “apoyo económico”. Además, se amplio el plazo de investigación a la ministra Rutherford.

La ministra Romy Rutherford interrogó a Óscar Izurieta y en la resolución de procesamiento, la magistrada señaló que el exmilitar admitió diversos delitos.

Entre los delitos reconocidos, figura el desvío de dineros, los cuales tenían como finalidad actividades de inteligencia, así como también sustentar requerimientos de la familia del ex dictador, Augusto Pinochet.

Todo comenzó cuando la jueza lo citó a declarar como bajo sospecha de millonarios desvíos de gastos reservados, asignados para la entidad castrense. Quedó detenido en el Batallón de Policia Militar en la comuna de Peñalolén.

Una de las piezas claves en la investigación, es la declaración de Izurieta. La jueza señaló que admitió utilizar los recurso para otros motivos externos a lo que señala la ley, según los detalles expuestos.

“Admitió haber usado recursos provenientes de gastos reservados para fines distintos de los permitidos por ley, según se lee del detalle del destino que se le dio a aquellos fondos recibidos por la Comandancia en Jefe durante los cuatro años en que el declarante fue Comandante en Jefe del Ejército”, sostuvo, según su declaración dada a conocer por La Tercera.

Además, en el escrito sostiene que reconoce haber ordenado a otros funcionarios militares a ocupar dichos recurso para fines lejanos a inteligencia y seguridad.

El testimonio de Izurieta entregó varios detalles que permiten comprender la forma en que se usaban estos gastos reservados. Todo siempre fue ordenado por él, destinando los fondos para la familia del ex dictador Pinochet y su esposa, Lucía Hiriart.

Dineros para costear a la familia Pinochet

Izurieta le reconoció a Rutherford que durante su mandato sus gastos fueron destinado a mantener a la familia del ex dictador. Donde en sus inicios parte de los dineros iban a la familia Pinochet.

“En sus primeros años parte de los recursos de gastos reservados iban al general Pinochet y su familia. Afirma que el general Pinochet gastaba mucha plata porque era una persona que mucha gente hubiese querido que muriera antes de su muerte natural”, señaló.

El ex jefe el Ejército señaló que cuando Pinochet regresó a Chile, existía animadversión por él, entonces debía ser protegido y cuidado. Por lo tanto a su disposición tenía personal médico, enfermeros, escoltas, etc.

Además, según Izurieta todo estaba justificado, “todo estaba amparado en el Decreto Supremo que avalaba custodiar a los ex comandantes en Jefe”.

El vínculo con la familia Pinochet estuvo a cargo de la Comandancia Guarnición del Ejército de la Región Metropolitana. El procesamiento señala que estos se encargaban de mantener todo en orden para a su familia.

“Se encargaba de mantener todo el sistema de escolta, de salud y de apoyo, de la gente que custodiaba y atendía al general Pinochet”. Con una cantidad gigantesca de personal”. Este staff luego disminuyó por órdenes del general Juan Emilio Cheyre y más tarde Izurieta lo volvió a reducir”, sostuvieron.

Por otro lado, el procesamiento incluyó la declaración del ex secretario general del Ejército, Andrés Avendaño Rojas. El relato explica que pagó las placas, arreglos y trabajos de la placa funeraria, todo relacionado con la muerte de Pinochet.

También, agregó “se utilizaron estos recursos de gastos reservados para trasladar y ubicar el lugar donde enterrar al general Pinochet, como así también gastos para hacer lobby para conseguir que lo enterraran en alguna parte”.

El ex uniformado también reconoció que en ciertas ocasiones lo llamaba Lucía Hiriart para solicitarle ayuda económica y que el le entregaba dineros o se los enviaba con alguien externo. En dos ocasiones le habría entregado un millón cada vez.

En Vivo