La pandemia no pega igual: América Latina tiene la tasa de muertes por Covid más alta del mundo mientras que millonarios aumentaron su riqueza en 41%

En su informe anual Panorama Social de América Latina, la CEPAL estima que los fallecidos en la región producto del coronavirus representan el 28,8% del total de defunciones en el mundo, pese a que concentra solo el 8,4% de la población mundial. La Secretaria Ejecutiva, Alicia Bárcena, señaló que vienen años de menor crecimiento económico, por lo que “si no se mantienen los esfuerzos para proteger el bienestar de la población, serán mayores los aumentos en pobreza y desigualdad en la región”.

Una de las críticas al actual modelo de desarrollo es la desigualdad que ha generado en el mundo, lo uqe se vino a confirmar con la pandemia del coronavirus.

Uno de los ejemplos más obscenos de este contraste fue cuando un grupo de multimillonarios -Richard Branson, Jeff Bezos y Elon Musk, entre otros- hacían turismo espacial mientras en el mundo el Covid-19 mataba a miles de personas por día y dejaba a otros sin empleo.

Según el estudio “Panorama Social de América Latina 2021” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) la región es la más golpeada por la pandemia, en términos económicos como en número de fallecidos.

Hasta el 31 de diciembre de 2021, los fallecidos por Covid-19 alcanzaron los 1.562.845, representando el 28,8% del total de defunciones a nivel mundial, pese a que concentra solo el 8,4% de la población mundial.

Pero la pandemia del coronavirus trajo consigo una profunda crisis económica que golpeó a los más vulnerables. Según el informe, la crisis económica producto de la pandemia quebró una tendencia decreciente que venía observándose desde 2002 respecto a la desigualdad.

Entre 2019 y 2020 la desigualdad aumentó en 0,7 puntos porcentuales en el Coeficiente de Gini. La tasa de pobreza extrema en América Latina aumentó del 13,1% de la población en 2020 al 13,8% en 2021, lo que se traduce en un retroceso de 27 años.

“Pese a la recuperación económica experimentada en 2021, los niveles relativos y absolutos estimados de pobreza y de pobreza extrema se han mantenido por encima de los registrados en 2019, lo que refleja la continuación de la crisis social. La crisis también ha puesto en evidencia la vulnerabilidad en que vive buena parte de la población en los estratos de ingresos medios, caracterizados por bajos niveles de cotización a la protección social contributiva y muy baja cobertura de la protección social no contributiva”, señaló la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena.

En la otra vereda están las grandes fortunas de la región que en vez de ver mermado su patrimonio, lo aumentaron. Tras un una caída del 19% entre 2019 y 2020, la riqueza de los billonarios creció en 41% entre 2020 y 2021.

En 7 países de la región en 2021, 104 personas poseen, en promedio, un patrimonio alrededor del 11% del PIB de sus países.

Las mayores alzas de la desigualdad tuvieron lugar en Perú, Chile, El Salvador, Bolivia y Colombia. Por su parte, República Dominicana, Brasil, Paraguay, México y Costa Rica mejoraron en la distribución de la riqueza.

“Es una muy mala noticia, pero no es una noticia que no esperáramos”, admitió la directora ejecutiva de América Solidaria en Chile, Magdalena Valdés.

“La pandemia nos enrostró cómo se agudizaron las desigualdades que hemos visto en la región y que se arrastran por años, y lo vemos en terreno constantemente”, agregó.

El informe consigna que en los últimos 10 meses de 2020 las transferencias de emergencia anunciadas por los países para mitigar el efecto de la crisis representaron un gasto de 89.700 millones de dólares, mientras que en los primeros diez meses de 2021 el gasto anunciado en estas medidas fue la mitad: 45.300 millones de dólares.

“La ‘recuperación’ económica de 2021 no ha sido suficiente para mitigar los profundos efectos sociales y laborales de la pandemia, estrechamente vinculados a la desigualdad de ingreso y género, a la pobreza, a la informalidad y a la vulnerabilidad en que vive la población”, señaló Bárcena.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, llamó a mantener las transferencias monetarias de emergencia en 2022 o hasta que la crisis sanitaria esté controlada.

En el caso particular de Chile, aunque la tasa de pobreza es la segunda más baja de la región, hubo un aumento de 3,5% hasta 14,2% en 2020, lo que se traduce en un retroceso en 12 años.

En Chile la desigualdad también se cruza con temas raciales. Según el estudio de la CEPAL, la población indígena registró una tasa de pobreza de 17%, mientras que la población no indígena tuvo un 12%.

La CEPAL recalca que sin control de la crisis sanitaria la recuperación económica no será sostenible, y advierte que América Latina y el Caribe es la región más vulnerable del mundo ante el Covid-19.

En ese sentido, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL señaló que la pandemia es una oportunidad para establecer un nuevo pacto social que entregue certidumbres y protección a los más vulnerables de la sociedad.

“La pandemia es una oportunidad histórica para construir un nuevo pacto social que brinde protección, certidumbre y confianza. Un nuevo contrato social debe avanzar y fortalecer la institucionalidad de los sistemas de protección social y promover que estos sean universales, integrales, sostenibles y resilientes”, señaló Bárcena.

Agregó que vienen años de menor crecimiento económico, por lo que “si no se mantienen los esfuerzos para proteger el bienestar de la población, serán mayores los aumentos en pobreza y desigualdad en la región”.

Fotos: Flickr/Shutterstock/Wikipedia