María Elisa Quinteros pide al Congreso destrabar el proyecto de indulto a presos del estallido: “son personas que han sufrido mucho y en muchos casos no hay pruebas”

La encargada de llevar el timón de la Convención Constitucional en esta segunda etapa del proceso, María Elisa Quinteros, subrayó además la necesidad de retomar el diálogo entre los convencionales de tal manera de alcanzar acuerdos, pues advirtió que “la gente está aburrida de las peleas, quiere vernos trabajando unidos y unidas”.

La nueva presidenta de la mesa directiva de la Convención Constitucional, María Elisa Quinteros, realizó un llamado a los parlamentarios del Congreso Nacional, solicitándoles que lleguen a un pronto acuerdo respecto al proyecto de indulto destinado a las personas que están en prisión por presuntos hechos de violencia en el marco de la revuelta de octubre de 2019. 

“Hay que reconocer que en el estallido social hubo bastante represión y se aplicaron leyes muy estrictas”, aseguró en una entrevista con La Tercera, aludiendo a las 306 querellas por Ley de Seguridad del Estado presentadas por el Gobierno en contra de manifestantes entre el 18 de octubre de 2019 y julio de 2021, según cifras del Ministerio del Interior. 

“Hubo una excesiva aplicación del poder del Estado. Y por supuesto son personas que han sufrido mucho y en muchos casos no hay pruebas; han pasado dos años de su vida en prisión”, argumentó la doctora en Salúd Pública de la Universidad de Chile. 

De acuerdo a una investigación de Ciper publicada en agosto del año pasado, basada en registros del Poder Judicial y Gendarmería, al menos 77 personas se encuentran en prisión preventiva por causas asociadas al estallido social. De manera que, tal como explicó la sucesora de Elisa Loncón al mando del órgano constituyente, a la fecha muchos de aquellos detenidos han cumplido cerca de dos años de presidio presuntamente provisorio a la espera de un debido juicio, lo que constituye un abuso por parte del Poder Judicial en cuanto al uso de esta medida cautelar.

“Que la ley resuelva lo que corresponde, pero gente contra la que no hay pruebas, el sentido común me dice que no debiesen estar en prisión”, expresó María Elisa Quinteros. 

En esa línea, la académica de la Universidad de Talca se dirigió de manera pública a los miembros del Senado, pidiéndoles que aceleren la tramitación del proyecto de indulto que busca beneficiar a los presos del estallido: “aprovecho de extender mi solicitud al Congreso como constituyente, porque pueden lograr un acuerdo y destrabar todo esto. Hay familias que están sufriendo”, manifestó.

Esta petición responde a una de las principales demandas de la Asamblea Popular por la Dignidad, colectivo al que pertenece María Elisa Quinteros y gracias al cual accedió a la Convención Constitucional cuando disputó un cupo en el Distrito 17. 

Cabe recordar que fue Giorgio Jackson, jefe político durante la campaña presidencial de Gabriel Boric, quien primero ejerció presión sobre la Cámara Alta con el objetivo de agilizar el proyecto para que esté listo durante el presente mes. 

“Nosotros esperamos que ojalá en el mes de enero ya pueda estar tramitado en el Senado y pueda ya ser votado en la Sala del Senado, de tal forma de poder dar celeridad a uno de los proyectos que creemos que puede contribuir en el camino de encontrar justicia también para personas que han estado privadas de libertad durante los últimos años sin recibir un juicio justo y sin las condiciones básicas de dignidad”, afirmó el diputado. 

Sobre la necesidad de llegar a acuerdos en la Convención

La nueva presidenta del órgano encargado de redactar la futura Carta Magna se refirió también a la necesidad de dialogar –más allá de las legítimas diferencias– con los convencionales de la derecha, con el propósito de alcanzar acuerdos transversales que logren representar a la gran mayoría del país. 

“La Convención es un reflejo de la sociedad, no perfecto, pero el sector de derecha existe. Yo tengo muchos amigos y amigas que son de derecha y no por eso no nos juntamos, no dialogamos, no nos ayudamos”, declaró María Elisa Quinteros. 

Asimismo, subrayó el valor de la tolerancia en tiempos en los que, a su juicio, ya no se escucha a quienes discrepan de la opinión propia. 

“Mi interés, mi sentir, es dejar de ver dos polos y reconocer que ese pluralismo es parte de la sociedad y que tenemos que aprender a convivir y dejar de denostarnos unos a otros solo por pensar distinto”, confesó.

Por último, la odontóloga y epidemióloga de 39 años recalcó que el trabajo en conjunto entre todos los convencionales será fundamental en esta última etapa del proceso constituyente, sobre todo de cara al plebiscito de salida, pues advirtió que “la gente está aburrida de las peleas, quiere vernos trabajando unidos y unidas”.

En Vivo