Plebiscito de salida: Campañas del Rechazo y Apruebo se activan en medio de primeras votaciones en el pleno de la Convención

Luego de que se aprobaran los primeros artículos de las normas que quedarán en la propuesta de nueva Constitución, el debate entre los que apoyan la nueva Carta Magna y los que se inclinan por rechazarla en el plebiscito de salida, se intensificó tanto en el órgano redactor como en las redes sociales. Mientras la convencional Amaya Alvez invitó a ver “el vaso lleno”, su par de Vamos por Chile Carol Bown no descartó recurrir a la Corte Suprema y a tribunales internacionales.

Desde que se acordó llamar a plebiscito para una nueva Constitución, las marchas y campañas por el Apruebo y el Rechazo se desplegaron e intensificaron tanto en las calles como en las redes sociales.

Pese que en el plebiscito de octubre hubo un rotundo e inapelable triunfo a la opción del Apruebo, la Convención ha estado bajo constante ataque, donde un sector ha llamado a votar Rechazo en el plebiscito de salida, pese a que ni siquiera se habían propuesto y menos votado las normas que estarán en la propuesta para una nueva Carta Magna.

Un reciente estudio de la Demoscopía Electrónica del Espacio Público (DEEP) de la Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) expuso esta situación señalando que la Convención está “bajo ataque digital permanente e intenso”.

La investigación estableció que en un periodo de seis meses el número de cuentas que atacaban al órgano redactor pasó de 8.000 a más de 11.000, todas de ultraderecha y a favor del Rechazo.

Pero el sector que está por rechazar en el plebiscito de salida la propuesta que debe entregar la Convención en los próximos meses, pareciera que se activó luego de que esta semana se comenzaran a votar las normas que quedarán plasmadas en la propuesta para una nueva Constitución.

El caso más representativo es el de un grupo de convencionales de derecha que manifestó estar en “estado de reflexión” luego de que se aprobaran las primeras normas en el pleno del órgano redactor.

Ante esta situación, representantes de la UDI, RN, Evopoli y el Partido Republicano están analizando retirarse del proceso y comenzar a trabajar en el Rechazo.

Según el periodista Jorge Espinoza, algunos convencionales de derecha admiten fuera de micrófono que desde hace meses se ha conversado la idea de dejar la Convención.

“Un grupo de convencionales de Vamos por Chile nos declaramos en reflexión. Lo que está pasando en la Convención Constitucional es muy malo para el país y no ha habido ninguna señal de moderación en el pleno. El ánimo no es hacer una Constitución que nos una, sino que pasar máquina y dividir a los chilenos”, señaló hace un par de días la convencional Carol Bown en su cuenta de Twitter.

Según información de T13 Radio, las opciones que baraja Bown serían retirarse del órgano redactor, “dejar de ayudar” o empezar a trabajar por la opción del Rechazo en el plebiscito de salida.

Sin embargo, esta postura no es compartida por un sector de la derecha. Para la convencional y ex ministra de Educación, Marcela Cubillos, retirarse no es una opción.

“Fuimos elegidos para estar ahí y representar a los miles de chilenos que tienen derecho a que su voz sea escuchada. Somos minoría, saldrá un mal proyecto y será la ciudadanía la que evaluará y votará. En Venezuela la derecha abandonó. Acá al menos yo: NO”, señaló la convencional.

Este jueves, la convencional Bown aclaró que “lo que no está dentro de la discusión es abandonar” la Convención, sin embargo, señaló que no descartan recurrir a la Corte Suprema y a tribunales internacionales.

“Tenemos opciones legales, tenemos opciones ante tribunales internacionales, hay opciones de recurrir a la Corte Suprema cuando se viola una norma reglamentaria”, señaló en entrevista con CNN Chile.

Cabe recordar que las primeras reacciones se dieron la noche del martes cuando comenzó a votarse en el Pleno de la Convención las normas propuestas por la comisión de Sistema de Justicia. De los 16 artículos, 14 fueron aprobados con votaciones superiores al quórum de los dos tercios.

Ante las primeras críticas, la convencional Amaya Alvez invitó a ver “el vaso lleno” en relación a que muchas de las normas obtuvieron mucho más que los 103 votos necesarios e incluso algunos artículos fueron aprobados sin ningún voto en contra.

“Hubo normas que fueron aprobadas por 150 votos, o sea, la perspectiva de género, la gratuidad, el acceso a la justicia. Creo que fue una gran noche para la Convención Constitucional, para la ciudadanía que está esperando que cumplamos la función por la que fuimos elegidos, de dotar a Chile de una nueva Constitución”, señaló en un punto de prensa.

“Los principios de justicia que fueron votados ayer, significa una nueva manera de abordar la Justicia que es el Estado juez. es el deber del Estado de proveer a los ciudadanos, a las ciudadanas, a todos los que habitamos el territorio de un sistema de justicia distinto, con un apoyo transversal”, agregó.

Sin embargo, quien manifestó su inclinación a votar Rechazo fue el ingeniero civil y profesor universitario, Mario Waissbluth.

“Si la Convención aprueba una propuesta tan fatal como la de Estado Regional, votaré Rechazo”, señaló en una entrevista con el medio Ex-Ante.

Sus declaraciones generaron una serie de reacciones en las redes sociales. “Cero aporte: una cosa es criticar (duramente), otra distinta es el juicio desmedido lleno de prejuicios”, dijo sobre los dichos de Waissbluth, el sociólogo y cientista político Alfredo Joignant.

Los movimientos y conversaciones que se han dado en medio de las votaciones de las primeras normas, se suma a la propuesta que hizo hace algunos días el ex senador de la UDI, Pablo Longueira, quien propuso realizar una nueva elección de convencionales si es que gana la opción Rechazo.

“Cada día es más evidente que la gran mayoría de demócratas que votamos Apruebo no esperábamos el lamentable desempeño de la Convención y las propuestas que están haciendo”, dijo el imputado en el caso SQM en una carta en El Mercurio.

Al igual que el ex ministro de Economía, el convencional de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, también se adelantó a la votación de las normas en el pleno, afirmando que “la opción de rechazo va creciendo como espuma”.

En una entrevista con El Mercurio la semana pasada, Monckeberg señaló que “los gustitos personales, los sueños imposibles, están llevando al fracaso inminente a este proceso constituyente”.

“Si estas ideas perduran, el sentido común hace pensar que la opción de salida de rechazo va creciendo como la espuma. Yo lo encuentro lamentable, porque creo que el capítulo constitucional hay que cerrarlo”, afirmó.

Según el convencional, la Convención está a la deriva “por la falta de diálogo de la propia izquierda”, pese a que la mayoría de las normas votadas esta semana han obtenido más de los 2/3.

En las redes sociales, al igual como ocurrió en el plebiscito de entrada, han comenzado a proliferar los mensajes a favor del Rechazo como también del Apruebo.

Hashtag como #RechazoCrece, #AprueboDeSalida y #La #ConvenciónSeDefiende han comenzado a circular a través de las redes sociales, convirtiéndose en especie de trincheras políticas que defienden las dos posturas.

Mientras que figuras como Teresa Marinovic, Cristián Monckeberg ven como una opción el rechazar en el plebiscito de salida, en la otra vereda están en defensa del trabajo que ha realizado la Convención.

“Grandes avances en la CC contradicen la descarada campaña de la derecha y empresarios. Felicitaciones al dedicado trabajo de les convencionales”, publicó en su cuenta de Twitter el ex militante del Partido Socialista y otrora ministro de Salvador Allende, Jorge Arrate.

El ex ministro de Estado en los gobiernos de la ex Concertación también publicó una imagen en la que se lee “Apruebo de salida, la Convención se defiende”.

Lo mismo que han hecho algunos convencionales como Daniel Stingo y Jaime Bassa.

“Por primera vez, se establece que el Estado tiene el deber de remover las barreras que limitan el acceso universal a la justicia, para todas y todos”, publicó el ex vicepresidente del órgano redactor junto a los hashtag #LaConvenciónSeDefiende.

Por su parte, Stingo destacó lo aprobado respecto al sistema judicial, donde se busca que “se consagre la independencia del Poder Judicial, que garantice su acceso a todas y todos, que reconozca los sistemas de justicia indígena y tenga enfoque de género”, acompañado del hashtag #NuevaJusticiaNuevoChile

Pero el abogado laboral no se quedó ahí, ya que en la sesión N° 56 disparó en contra de los que han intentado instalar una “campaña del terror” ante el inicio de la aprobación de normas por parte del Pleno.

“Esta propuesta busca desmantelar el Poder Judicial (…) Busca la deformación del Estado, la desintegración nacional”, fueron algunas de las frases que se han difundido durante los últimos días y que el convencional trajo a colación a modo de ejemplo de estas afirmaciones “catastróficas” que se enmarcan en una “camapaña del terror”.

“Trabajemos juntos, pero no nos sigan atribuyendo malas intenciones”, señaló el abogado, agregando que “después no se quejen si no les aprobamos normas”, señaló dirigiéndose a sus pares de derecha.

Fotos: Flickr/Shutterstock

En Vivo