Principal proveedor de la campaña de Boric fue imputado por boletas falsas en caso SQM

La empresa Alerce Talleres Gráficos, de propiedad del ex tesorero de Partido Socialista Milton Lee, facturó más de $165 millones por servicios prestados al equipo del presidente electo. Según un reportaje de CIPER, Lee estuvo imputado tras ser acusado de haber emitido ocho boletas falsas a SQM con la misma empresa contratada por Boric, causa en la que fue sobreseído por prescripción el 2016.

En las rendiciones de los gastos de campaña de Gabriel Boric, un nombre vinculado a uno de los mayores casos de corrupción en la política chilena figura entre los proveedores del presidente electo.

Para la primera vuelta presidencial, el equipo de Boric le pagó $165.410.000 a la empresa Alerce Talleres Gráficos S.A, de propiedad de Milton Lee, ex militante del Partido Socialista (PS) imputado por el Caso SQM. De ese dinero, $120 millones fueron incluidos en la solicitud de reembolso al Servicio Electoral (Servel).

Así lo reveló una investigación de Ciper Chile, que descubrió que Lee fue el principal proveedor de la campaña del futuro Presidente de la República. El ex tesorero del PS estuvo procesado como presunto autor de delitos tributarios y en junio de 2016 fue sobreseído definitivamente por la prescripción de los cargos imputados.

En la causa también estuvo involucrado el ex senador socialista Carlos Ominami, quien habría recibido servicios de parte de SQM a través de boletas falsas emitidas por Alerce Talleres Gráficos, la misma empresa contratada para la campaña presidencial de Boric.

Al igual que Lee, Ominami también fue sobreseído por el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago. En su dictamen, el tribunal estableció que “la conducta que se atribuye en la querella al sr. Milton Lee consiste en el haber entregado, en su calidad de representante legal de la sociedad Alerce Talleres Gráficos S.A., 8 facturas falsas a la empresa Sociedad Química y Minera de Chile S.A. (SOQUIMICH) por servicios que no fueron prestados a esta sino que al imputado don Carlos Ominami Pascual, generando una rebaja artificiosa de la renta líquida imponible que debía declarar y pagar la empresa SOQUIMICH”.

Durante su candidatura, Boric apeló a combatir la corrupción en una entrevista con Chilevisión, aludiendo directamente a un antecedente que entonces se reveló sobre el Caso SQM: el fiscal nacional Jorge Abbott, antes de asumir en el cargo, se reunió con el senador DC Jorge Pizarro, investigado por financiamiento político ilegal.

Consultado por Ciper, Daniel Arancibia, administrador electoral de la campaña, señaló que los criterios de contratación de los proveedores fueron “que no tuvieran sanciones por infracción en contra de los derechos fundamentales a trabajadores; que se ocuparan materiales y tintas con respeto al medio ambiente (…), que la relación costo calidad y el cumplimiento en plazos estuviesen dentro de lo que necesitábamos (…). Y que, en lo posible, la empresa fuese un proveedor inscrito en Mercado Público”.

Los Bad Boys de Parisi, los asesores mejor pagados de Sichel y el reembolso más alto de Kast

En su revisi´ón de las rendiciones de gastos de campaña, Ciper dio a conocer hallazgos que involucran a las distintas candidaturas que compitieron durante por la presidencia en la primera vuelta del año pasado.

El candidato del Partido de la Gente (PDG), Franco Parisi, figura con un solo asesor, Miguel Azar, que entre sus servicios como persona natural y como representante de una empresa facturó $25 millones.

Azar es el cuarto integrante de Bad Boys, el programa de streaming de Parisi, que facturó por la campaña presidencial. Los otros tres, Giancarlo Barbagelata, Juan Valenzuela y Pedro Gubernatti, recibieron en total $75 millones.

Por otro lado, también se detectó que el candidato de Chile Vamos en la primera vuelta y ex ministro de Sebastián Piñera, Sebastián Sichel, fue el que tuvo el equipo de asesores mejor pagado, con más de $196 millones gastados en 31 profesionales.

En tanto, el candidato de ultraderecha que avanzó a la segunda vuelta, José Antonio Kast, fue el que solicitó el reembolos más alto al Servel, con un total de $374,3 millones.

Fotos: Wikipedia/Flickr