Republicanos y posible acusación constitucional contra Piñera: “Pareciera que este gobierno lo está pidiendo a gritos”

Stephan Schubert, diputado electo del Partido Republicano, afirmó que la bancada de ultraderecha está evaluando denunciar en el Congreso al mandatario por el aumento de la violencia en la zona norte y sur del país. “Da la impresión de que este gobierno se terminó el día que se inició el estallido social”, declaró.

El diputado Republicano electo, Stephan Schubert, afirmó que la bancada del partido considera “legítimo” evaluar una acusación constitucional en contra del Presidente saliente, Sebastián Piñera.

¿La razón? La violencia desatada en Iquique y especialmente en La Araucanía, región en la que vive y a la que representará en el Congreso a partir del 11 de marzo.

Ambos conflictos hacen “a lo menos sospechar que podríamos darle una vuelta a una acusación constitucional a un gobierno que no tomó las medidas y que nos tienen en estas condiciones”, declaró el futuro parlamentario de ultraderecha en conversación con T13.

Y es que, a su juicio, aumentaron los hechos de violencia en la Macrozona Sur durante la administración de Piñera. “Yo, que vivo en La Araucanía, siento una mayor inseguridad de la que sentía antes”, aseguró.

El diagnóstico de Schubert es categórico: el gobierno tiró la esponja desde la revuelta de octubre.

“Da la impresión de que este gobierno se terminó el día que se inició el estallido social y de ahí en adelante está en coma. Eso es preocupante, porque la autoridad tiene un deber; lo peor que puede hacer una autoridad es no ejercer la autoridad que tiene, porque para eso está en ese lugar. Si no está dispuesto, entonces que se dedique a otra cosa”, sentenció.

No obstante, el diputado entrante advirtió que el Partido Republicano aún no ha sellado la decisión sobre levantar una acusación constitucional en contra del actual mandatario.

“Es algo que no está zanjado, pero es algo que hemos conversado, le hemos dado vuelta, hay distintos argumentos, es un tema que nos lo hemos tomado bastante en serio, que no es un oportunismo político de un buen golpe. La idea es impulsar algo que cumpla con su finalidad”, cerró.

De concretarse, esta sería nada menos que la tercera acusación constitucional que recibiría Piñera.

La primera ocurrió en 2019 producto de las violaciones a los derechos humanos perpetradas por Carabineros en el contexto del estallido. La segunda, fue presentada el año pasado a raíz de los “Pandora Papers”.

Ambas denuncias comparten una misma procedencia: fueron levantadas por parlamentarios de izquierda.

Sin embargo, en este caso, sería una acusación constitucional inédita: sería presentada por la ultraderecha, un sector teóricamente más afín a las ideas del actual mandatario.

Fotos: Flickr/Shutterstock

En Vivo