Sobreprecios en cajas de alimentos: Contraloría pide suspender a delegado presidencial de Arica por compra irregular de $900 millones

Tras un sumario administrativo, el órgano fiscalizador le recomendó al presidente Sebastián Piñera suspender por un mes al UDI Roberto Erpel, que autorizó la compra de 18 mil cajas de alimentos para la pandemia. Tobar y Tobar se adjudicó la licitación pese a vender a sobreprecio y no tener experiencia en el rubro. Durante el 2020, la empresa obtuvo $1.120 millones en compras públicas, todas relacionadas a productos necesarios para la pandemia.

Luego de un año y medio, Contraloría finalizó el sumario administrativo que investigó la compra de 18 mil cajas de alimentos durante la pandemia en la Región de Arica y Parinacota y solicitó la suspensión del delegado presidencial Roberto Erpel (UDI).

Erpel y otros cuatro funcionarios de la ex Intendencia Regional son apuntados como responsables de esta compra pública irregular por $900 millones realizada vía trato directo con Tobar y Tobar Limitada, todo en el marco del programa del gobierno Alimentos para Chile.

De acuerdo a Interferencia, esta empresa no contaba con experiencia previa en actividades relacionadas a ventas de alimentos y fijó sobreprecios para sus canastas, las que fueron vendidas a $33.605 cada una.

Durante el 2020, Tobar y Tobar se adjudicó $1.120 millones en compras públicas, todas relacionadas a productos necesarios para la pandemia, como cajas de alimentos o insumos médicos básicos.

Esto motivó un requerimiento del senador José Miguel Insulza (PS) y el diputado Luis Rocafull (PS), quienes en junio del 2020 impugnaron esta licitación ante Contraloría.

El ente fiscalizador determinó que Roberto Erpel, que autorizó la compra como intendente regional, debe ser suspendido como delegado presidencial por un mes con goce del 50% de su sueldo.

También se recomienda suspender por dos meses al administrador regional Giancarlo Baltolú (Evópoli), quien excedió sus facultades como funcionario del Gobierno Regional y realizó la cotización de Tobar y Tobar. La sanción no podría cumplirse ya que Baltolú fue destituido por Contraloría el 14 de enero debido a que otorgó permisos irregulares para transitar durante la cuarentena.

Las sanciones para los otros tres funcionarios van desde multas de un porcentaje de su remuneración a la suspensión por 30 días con goce de sólo el 50% de su sueldo.

El presidente Sebastián Piñera debe decidir si acoge o no las sanciones solicitadas por Contraloría, decisión que podría recaer en el presidente electo Gabriel Boric en caso de que Piñera no la tome antes del 11 de marzo.

Sobreprecios de hasta un 44%

Ya en febrero del año pasado, Contraloría había alertado de los sobreprecios generalizados que detectó en las cajas de alimentos entregadas en pandemia.

En 15 de las 16 regiones del país se detectaron pagos por valores mayores a los precios de mercado, alcanzando hasta un 44% más en algunos casos.

Los sobreprecios analizados por Contraloría tuvieron un valor promedio de $29.854. En Tarapacá, por ejemplo, las canastas costaron en promedio $51.524, cuando podrían haberse comprado por $28.693.

El órgano fiscalizador también detectó que estas compras se hacían mediante tratos directos con los proveedores y, en algunos casos, las empresas habrían sido creadas o habrían cambiado su giro exclusivamente para estos efectos, tal como es el caso de Arica.

En Vivo