Tensión máxima en la frontera: Rusia advierte que ingreso de Ucrania a la OTAN podría desencadenar una guerra y EEUU envía tropas

La posibilidad de un enfrentamiento armado cobra más fuerza luego de que el presidente ruso, Vladímir Putin, alertara que Ucrania podría intentar recuperar la península de Crimea junto a la Alianza. En tanto, Estados Unidos confirmó un envío de tropa a Europa del Este ante una posible invasión rusa. La industria armamentística generó 531 mil millones de dólares en ganancias en el 2020, con un 50% del mercado copado por los norteamericanos.

En medio del conflicto que se vive entre Ucrania y Rusia, la posibilidad de un enfrentamiento armado sigue latente y ha cobrado aún más fuerza durante las últimas horas.

La tensión ya se había intensificado con el llamado a alerta de las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que ha respondido al masivo despliegue militar de los rusos en la frontera ucraniana.

Esta avanzada de los países aliados de Ucrania podría incluso desencadenar en una guerra. Así lo dio a entender el presidente de Rusia, Vladímir Putin, que manifestó su preocupación por un posible ingreso del país vecino a la Alianza.

En Rusia ya vislumbran las consecuencias que podría traer esto. En concreto, se teme que Ucrania, como parte de la OTAN, intente recuperar la península de Crimea, anexada por los rusos tras invadir Ucrania en 2014.

“Esto es territorio soberano de Rusia, la pregunta está cerrada para nosotros. Imaginemos que Ucrania es un país de la OTAN y comienza estas operaciones militares. Entonces qué, ¿deberíamos luchar contra el bloque de la OTAN? ¿Alguien ha pensado en esto? Parece que no”, dijo Putin en una conferencia de prensa.

Las declaraciones fueron emitidas tras reunirse con el primer ministro de Hungría, Viktor Orban, primer ministro de Hungría, país miembro de la OTAN.

El presidente ruso explicó que no vio “una consideración adecuada de nuestras tres demandas fundamentales con respecto a la expansión de la OTAN, la renuncia al despliegue de sistemas de armas de ataque cerca de las fronteras rusas y el regreso de la infraestructura militar del bloque en Europa al estado de 1997, cuando se firmó el acta fundacional Rusia-OTAN”.

Estados Unidos aprueba envío de tropas

Pese a que Rusia ha negado intenciones de invadir Ucrania, Estados Unidos, en línea con los demás países de la Alianza, ya ha movilizado a sus tropas hacia la frontera en Europa del este.

El presidente estadounidense, Joe Biden, aprobó formalmente la medida, que implicaría despliegues de aproximadamente 2 mil soldados en Polonia y unos pocos miles más en los países del sureste de la OTAN, incluida Rumania, informó CNN. El país ya había puesto a 8.500 soldados en alerta elevada ante una escalada bélica del conflicto.

Más allá de la preocupación de Estados Unidos por Ucrania y sus aliados de la OTAN, la guerra representa siempre un lucrativo negocio para el país norteamericano, la principal potencia militar del mundo.

De acuerdo al Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), durante 2020 las ventas de la industria armamentística alcanzaron ganancias de 531 mil millones de dólares, un 1,3% más que el año anterior y un aumento porcentual por sexto año consecutivo.

Cinco empresas estadounidenses copan el 50% del mercado de las armas. Lockheed-Martin, que vende aviones de combate F-35 y misiles, ocupó el primer lugar con ventas por 58.200 millones de dólares.

Luego la siguen Raytheon Technologies, Boeing, Northrop Grumman y General Dynamics.

En Vivo