Ucrania pide boicot al petróleo, Rusia responde con lista de “países hostiles” y mercados del mundo caen

En la previa a la tercera reunión en Bielorrusia, el presidente ucraniano Zelensky ha pedido endurecer las sanciones económicas, mientras que Putin anunció que particulares y empresas rusas podrán pagarle en rublos a los acreedores de los “países hostiles”. La ofensiva rusa continúa su asedio por distintos frentes en Ucrania, mientras Dinamarca evalúa si se integra a la estrategia de defensa de la UE y Turquía confirmó que albergará una nueva instancia diplomática.

Mientras continúa la guerra entre Rusia y Ucrania, este lunes se reanudarán las negociaciones en Bielorrusia, lo que ya es la tercera jornada diplomática entre las delegaciones de ambos países.

La última, celebrada el jueves pasado, estuvo marcada por el acuerdo de crear corredores humanitarios con posibles altos al fuego temporales para la evacuación de personas.

Sin embargo, la propuesta estuvo lejos de tener éxito. Desde Ucrania rechazaron la medida asegurando que la ruta sugerida por el bando enemigo llevaría a las personas desalojadas hasta Rusia. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, lanzó críticas en esa misma línea y acusó a su par ruso, Vladimir Putin, de “cinismo moral y político”.

Rusia, por su parte, culpó a su contraparte por el fracaso del acuerdo y la acusó de no cumplir las condiciones para la creación de corredores humanitarios. El jefe del Centro Nacional para el Control de la Defensa de Rusia, Mijail Mizintsev, aseguró que Ucrania no respetó el alto al fuego.

“Sólo durante estas tres horas, en los seis corredores humanitarios declarados, las Fuerzas Armadas rusas han registrado objetivamente 172 bombardeos”, señaló Mizintsev en una rueda de prensa, según informó la agencia de noticias rusa Interfax.

La respuesta rusa al posible nuevo paquete de sanciones económicas

En la previa a la nueva reunión en Bielorrusia, ambos bandos han manifestado sus posiciones en torno a las sanciones económicas contra Rusia. El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, llamó a que se intensifiquen las represalias comerciales contra su enemigo.

Zelensky pidió que se boicoteen las exportaciones e importaciones, en especial el crudo y los productos derivados del petróleo provenientes desde Rusia. En paralelo, la Unión Europea prepara un cuarto paquete de sanciones económicas contra Moscú, el que precisamente buscaría disminuir la dependencia de occidente del gas y el petróleo rusos.

Como respuesta, Vladimir Putin anunció un listado de “países hostiles” con Rusia, entre los que están toda la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia, entre otros. Particulares y empresas rusas podrán pagar sus deudas con acreedores de estos países en rublos, tipo de cambio que se ha desvalorizado en un 45% desde enero.

En paralelo a todo esto, los distintos mercados del mundo han caído durante esta jornada y el precio del crudo se ha disparado ante la eventual restricción a las importaciones de los productos petroleros de Rusia.

Dinamarca define su rol y Turquía se suma a los esfuerzos diplomáticos

Este domingo, el gobierno de Dinamarca anunció la realización de un referéndum sobre la vigente excepción en defensa de la UE, legislación que le impide al país participar en hipotéticas operaciones militares de la comunidad europea o votar en el Consejo de Ministros sobre temas de defensa.

Turquía, por su parte, será la sede de nuevas negociaciones diplomáticas entre Rusia y Ucrania. Este jueves, representantes de ambos países tendrán una reunió´n en un resort de lujo en la ciudad sureña de Antalya, según informó El Mundo.

En esa cita también participará el ministro de Exteriores turco, Mevlut Çavusoglu y sería la primera vez que su par de Rusia, Sergei Lavrov, y su homólogo ucraniano, Dmytro Kuleba, se vean en persona desde el inicio de la guerra.

En paralelo a todo esto, Rusia continúa su asedio en Ucrania, donde se han registrado ataques por distintos frentes: desde el este, en Járkov, la segunda ciudad más grande; en el noroeste, contra Sumy; y al sur, en Odessa.

De acuerdo al presidente Zelensky, Rusia alista un importante bombardeo contra Odessa, ciudad portuaria y punto estratégico clave para Ucrania, ya que, de caer en manos rusas, dejaría a Moscú con control de gran parte de la zona costera del Mar Negro. Zelensky ya advirtió que esto sería un “crimen histórico”.





En Vivo