Meses de conversación y una reunión en casa de la ex presidenta: Así se fraguó el apoyo de Bachelet a Boric

Luego de que la ex mandataria anunciara su voto por el candidato de Apruebo Dignidad, detalles de la reunión entre ambos y una fotografía se dieron a conocer a pocos días de la segunda vuelta. El encuentro en casa de Bachelet, que se venía gestando desde antes de las primarias, fue solo el último diálogo antes del respaldo público a Boric.

Una vez conocida la llegada a Chile de la ex presidenta Michelle Bachelet, visita que fue confirmada a fines de noviembre, los rumores sobre un posible gesto de apoyo a la candidatura de Gabriel Boric comenzaron a circular.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos aterrizó en el país el domingo, y solo pasaron dos días para que, el martes, publicara un video a través de las redes sociales de su fundación Horizonte Ciudadano anunciando su voto por el candidato de Apruebo Dignidad.

Esto se dio luego de los trascendidos sobre una supuesta reunión reservada entre ambos, la que fue confirmada por el propio Boric el lunes durante el debate Anatel.

Pero lejos de tratarse de una decisión repentina, el apoyo de Bachelet a su candidatura presidencial fue la concreción de una estrategia que venía fraguándose desde hace meses.

Las conversaciones desde mayo y los consejos para gobernar

Hoy se conoció la primera fotografía del encuentro entre Bachelet y Boric, el que, según informó LUN, se dio la noche del domingo, a eso de las 21:00 horas, en la casa de la ex mandataria en La Reina.

Tomando té y café, conversaron durante casi tres horas sobre la campaña presidencial del diputado de Convergencia Social y sobre los dos periodos de Bachelet al mando del país.

Esta reunión venía gestándose hace meses. En entrevista con Mega, Boric reveló que sostuvo conversaciones con Bachelet desde mayo o junio, antes de que se realizaran las primarias presidenciales.

También compartió uno de los consejos que le entregó la ex presidenta: “Cuidarte de la gente que te dice que sí a todo, porque muchas veces cuando uno se enfrenta o está en situaciones de poder, hay a veces un ánimo de servilismo de tratar de quedar bien para tratar de obtener algo, y yo creo que siempre es sana la crítica”.

En torno a las estériles acusaciones de intervencionismo electoral de la derecha y de las peticiones de José Antonio Kast de reunirse también con Bachelet, Boric consideró improbable que la ex mandataria dialogue con un pinochetista.

“Yo me imagino de que una persona que sigue defendiendo hasta el día de hoy a la dictadura que asesinó a su padre, debe ser difícil sentarse a conversar así no más en el marco de segunda vuelta”, explicó.

En Vivo