Líder de trabajadores del petróleo advierte que con Kast en La Moneda “olvidémonos del gas a precio justo”

El presidente de la Fenatrepech, Nolberto Díaz, señaló que ya han recibido presiones por la iniciativa de “gas popular”. “Esta gente tiene muchos amigos, de hecho, los dueños y empresarios del gas son muy amigos del candidato presidencial José Antonio Kast”, afirmó.

La iniciativa de “gas popular”, impulsada por el alcalde de Chiguayante, Antonio Rivas, ha sido vista con buenos ojos y ya son varios los municipios que se han sumado al proyecto.

Además, la semana pasada la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) le dio un espaldarazo a la iniciativa y afirmó que “estamos abiertos a todos los clientes, independiente de su tamaño”, por lo que comenzará un estudio para ampliar la red de envasado de gas en otras ciudades del país.

Cabe recordar que la iniciativa nace a raíz del alza del precio del gas y tiene como objetivo convertir a los municipios en vendedores minoristas y así bajar el valor final que deben pagar los clientes.

Sin embargo, el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores del Petróleo de Chile (Fenatrepech), Nolberto Díaz, advirtió que el proyecto podría truncarse si es que el candidato del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, llega a La Moneda.

“Si José Antonio Kast gana en segunda vuelta, olvidémonos de que en Chile va a haber gas a precio justo y barato, porque los amigos de este señor son los mismos que se han coludido a través de estas empresas para inflar artificialmente los precios del gas y cobrarle algo sustantivamente mayor a la gente”, afirmó en entrevista con CNN Chile.

Según afirmó Díaz, han recibido presiones de las empresas que tienen intereses en el negocio del gas licuado.

“Estamos sometidos al riesgo de un lobby tremendo que van a hacer las empresas de gas para evitar que la Enap recupere un negocio que era de ellos”, señaló.

Para el presidente de los trabajadores del petróleo “claramente una colusión para desplazar a la empresa pública y dejar a las empresas privadas”.

“Esta gente tiene muchos amigos, de hecho, los dueños y empresarios del gas son muy amigos del candidato presidencial José Antonio Kast“, afirmó Díaz.

El líder de la Fenatrepech recordó que “la Enap manejaba el gas licuado a precios justos y razonables hasta 1990”, por lo que la idea del “gas popular” no es para nada descabellado.

Según explicó, Enap envasaba y despachaba el gas desde Quinteros, Concón y sus plantas en Maipú, San Fernando y Linares. Sin embargo, desde los 90 “fue siendo empujada del mercado (del gas licuado), entrando a manejarlo tres empresas privadas y, casualmente, los gerentes de Enap terminaron como gerentes de Gasco”.

Algo que a los ojos de Díaz, no debería ser debido a que son servicios esenciales.

“En el mundo, generalmente, tanto el gas natural como el licuado es manejado por las empresas del Estado porque el gas, como la energía eléctrica y el agua, son servicios esenciales con los cuales nadie puede lucrar ni pretender sacar provecho de algo que es tan esencial para la gente”, afirmó.

Cabe recordar que Díaz ha denunciado en varias oportunidades la concentración en la industria del gas, un escenario propicio para que ocurra colusión entre las empresas interesadas.

Fotos: Shutterstock/Flickr

En Vivo