Ninguno de los presos del estallido quedó en libertad tras el retiro de las 139 querellas por parte del Gobierno de Boric

Las acciones judiciales por Ley de Seguridad del Estado retiradas por el Ejecutivo beneficiarán a 753 imputados. Sin embargo, ninguno de ellos está en prisión preventiva. Incluso, muchas de sus causas ya fueron cerradas.

Fue la primera medida anunciada por el Presidente Gabriel Boric, la cual fue concebida como una señal para los “presos del estallido”, cuyas familias exigen su libertad desde hace años: se trata del retiro de 139 querellas por Ley de Seguridad del Estado presentadas por el Gobierno de Sebastián Piñera en el marco de la revuelta de octubre de 2019. 

En términos simples, quienes son denunciados bajo esta Ley, arriesgan graves condenas, pues –como su nombre indica– serían presuntos autores de delitos contra la seguridad del país. 

No obstante, tras una investigación de La Tercera, se comprobó que, ninguna de los imputados que actualmente cumple prisión preventiva producto de casos asociados al estallido, será beneficiado con la acción del Gobierno. 

Esto porque los verdaderos beneficiados no están cumpliendo dicha medida cautelar. En efecto, ya se encuentran en libertad, a la espera de sus respectivos juicios. 

De acuerdo al medio antes citado, las 139 querellas que fueron desestimadas por el Gobierno involucran a 753 imputados, la mayoría acusados de “saqueo”. Sin embargo, todos ellos no están en prisión preventiva. Incluso, algunas de sus causas ya fueron cerradas. 

Por ejemplo, el Ejecutivo retiró la querella contra Roberto Campos, el emblemático profesor acusado de romper un torniquete el 18 de octubre de 2019. Pues bien, Campos se encuentra cumpliendo la medida cautelar de arresto domiciliario, mientras se desarrolla la investigación y a la espera de su condena.

En efecto, los presos del estallido, es decir, quienes están bajo prisión preventiva, seguirán tras las rejas. 

Fotos: Shutterstock/Flickr

En Vivo